ÚNICA

>

Artículos de intéres

>

¿Cómo puedes mejorar la autodisciplina y ser más eficaz en tu vida?

Empecemos definiendo la autodisciplina como el autocontrol, la fuerza de voluntad o determinación que aplicamos a nosotros mismos con la intención de podernos enfocar en alguna tarea específica y no extraviarnos en el camino. Ahora, manteniendo una autodisciplina podremos conseguir nuestros objetivos académicos (o no académicos) de manera más eficaz.

Recuerda que esto no aparece por arte de magia y hay que ser constante, así como un músculo que se debe ejercitar. Vamos a revisar ahora algunas de las estrategias para mejorar la autodisciplina y que te pueden ayudar en tu vida académica y en tus estudios.

Estrategias para mejorar la autodisciplina

Empecemos definiendo a autodisciplina como EL AUTOCONTROL

La fuerza de voluntad o determinación que aplicamos a nosotros mismos con la intención de podernos enfocar en alguna tarea específica y no extraviarnos en el camino. Ahora, manteniendo una autodisciplina podremos conseguir nuestros objetivos académicos (o no académicos) de manera más eficaz.

Recuerda que esto no aparece por arte de magia y hay que ser constante, así como un músculo que se debe ejercitar. Vamos a revisar ahora algunas de las estrategias para mejorar la autodisciplina y que te pueden ayudar en tu vida académica y en tus estudios.

  • 1. Practica la autodisciplina en cosas sencillas: Puedes empezar a practicarla en actividades sencillas como levantarte a la misma hora todos los días, sacar a pasear al perro a la misma hora, establecer un horario de comidas, acostarte a la misma hora, etc. Recuerda que la autodisciplina no es una manera de hacer las cosas; es más bien es una creencia o un pensamiento constante respecto a cómo realizar las actividades diarias.
  • 2. Establece buenos hábitos: Es importante tener equilibrio físico y mental. Es esencial realizar una actividad física. Alimentarte bien y saludable también le hará muy bien a tu cuerpo.
  • 3. Ten propósitos, traza metas claras y a corto plazo: Piensa en el porqué o la razón por la que quieres llevar a cabo cierta acción. Debes tener una meta en mente y saber qué es lo quieres lograr al final. Cuestiónate a ti mismo: ¿Por qué quiero ser disciplinado? ¿Qué resultado quiero lograr?
  • 4. Elimina las tentaciones: Sé consciente de las debilidades e intenta eliminarlas de tu entorno. Es ahí donde puedes utilizar la fuerza de voluntad. En otras palabras, si eres adicto a las redes sociales, puedes probar poniendo tu teléfono celular en silencio y enfocarte. Esto es, enfocarse en el objetivo y desenfocarse en lo que te pueda distraer.
  • 5. Perdónate y vuelve a empezar: Así como cuando estabas aprendiendo a montar bicicleta, te caías y volvías a empezar, así te puede pasar durante tu camino a la auto-disciplina. Si alguna vez no llegas a la meta que tenías en mente, debes volver a empezar y regresar al punto de inicio. No te preocupes. Está bien. Eres un ser humano, perdónate y empieza de nuevo con mucha más fuerza.
  • 6. Recompensas: Cuando hayas cumplido el objetivo que tenías en mente, que puede ser diario, semanal, quincenal, mensual o incluso anual, encuentra una nueva recompensa para seguir avanzando; puede ser algo pequeño como un chocolate, tu comida favorita o algo grande como un viaje.

Hay algunas apps en la Play Store o en la App Store que te pueden ayudar en diferentes aspectos como hacer ejercicio, tener una dieta balanceada, o meditar para finalmente concentrarte y ser más productivo.

Las siguientes son las más conocidas por los usuarios: Be Focused (temporizador para la concentración), Forest (temporizador de en enfoque y distanciamiento del celular), Focus Keeper / Pomodoro (temporizador para mantenerse enfocado y administrar el tiempo), Flip (calculador de concentración para estudiar y programar tareas), HabitNow (planificar rutinas, adquirir hábitos, programación de tareas). Éstas son solo algunas de las aplicaciones que puedes encontrar, pero hay muchísimas más y, lo que es mejor, son completamente gratis.

Recuerda plantearte la pregunta: ¿Para qué quiero ser auto-disciplinado o auto-disciplinada? Muchas personas intentan tener disciplina en algo que no aprecian, y, sinceramente, es muy difícil tener fuerza de voluntad o disciplina cuando no hay una razón, pasión o motivación interna y personal.

Cuando haces las cosas con inspiración, suelen ser un poquito más fáciles, aún cuando se presentan obstáculos o dudas durante el camino.

Una vez hayas creado el hábito de la auto-disciplina es más fácil mantenerlo, ya que se crean acciones repetitivas en tu vida que se vuelven hábitos positivos. Esto no solo aplica para tu vida académica sino para cualquier aspecto en tu vida, como, por ejemplo, el laboral. Por último, ten presente que el éxito solo llega después de pequeñas victorias. 

Open chat