Loading...
HUMANOS DE BOGOTA

 

"Este proyecto nace en la clase de Intercultural Communication inspirada en la iniciativa Humans of New York. 

Es un ejercicio de otredad que busca que los estudiantes interioricen por medio de la experiencia personal los contenidos teóricos de la materia.

Para fortalecer nuestra cohesión social debemos estar dispuestos a poner en pausa nuestros prejuicios y acercarnos al otro, escucharlo atentamente, reconocer su historia y hacer visible su presencia y su voz.

Por medio de este ejercicio creamos situaciones que nos sacan del ensimismamiento y nos permiten hacernos conscientes del valor de todos, no sólo de mi grupo, no sólo de mi tribu, no sólo de la etiqueta social que nos pusieron y aceptamos sin cuestionar en algún momento.”

Mauricio Aldana, profesor de Intercultural Communication en ÚNICA

(Clase desde la que nace esta iniciativa)


 

 
 HUMANS OF BOGOTA 02
 

Estudiantes: Laura Salazar, Jenifer Dioyes, Tatiana Aldana, Maria Paula Rodriguez y Britney Soto.

Charlie

“Mi nombre es Charlie y yo trabajo, hago encuestas. Sí, pues ahorita estoy haciendo encuestas sobre victimización y seguridad ciudadana. Digamos que en el sector que estoy ahorita es arriba en Usme, por Alfonso López, más arriba. Allá el ambiente es caliente y la gente casi no colabora o le da pereza, igual hace mucho frío. La ciudad exige mucho. Bueno entonces una señora me respondía con respecto a la seguridad que tenía tres ollas en la cuadra y que no subía la policía. Entonces, entramos, me ofreció café, una de las pocas señoras que me dejó entrar a la casa, yo voy puerta a puerta, soy de campo, y la señora me decía que a ella le daba mucho miedo salir después de las 7 de la noche y que estaba casada con un muchacho muy lindo. Entonces el muchacho salió y era efectivamente un muchacho muy lindo. La señora ya tenía sus años. Un consejo, aborden normal, no tan serio ni tan frío, no los menosprecien porque ustedes no saben con quién están hablando. No porque sea buena o mala persona sino porque entre esas buenas o malas personas hay gente con mucha educación y puede que no sea certificada. Es buscar la manera en la calle, pero a veces funciona porque hay gente descomplicada que le gusta que la aborden sin tanto tapujo, sin tanta parla.”


HUMANS OF BOGOTA 05 
 

Estudiantes: Angie Huertas, Laura Sechagua, Laura Caicedo y Paula Mariño.

Robert Díaz

"Soy Venezolano me ha ido muy bien gracias a Dios, tengo ya dos meses y medio acá, vendiendo hormigas culonas me ha ido bien por lo menos , me ha alcanzado para comer, pagar el arriendo y mandar allá a mis familiares en venezuela, bueno me han tratado más que todo personas, he conocido personas bien pues más que todo más personas bien que personas malas, decidí venirme a Colombia porque era lo más cerca que tenía de Venezuela y porque tenía una persona que me iba a recibir aquí, el trabajo de las hormigas surgió por la señora que me recibió, conocí un amigo a través de ella y trabajaba con esto y me dio el trabajo, me encuentro en la plaza de los periodista ya que hay varios vendedores yo por lo menos trabajo aquí en esta zona y en el chorro de quevedo y allá en la plaza de bolívar, en la séptima, si se comercializa mas que todo los extranjeros son los que comen ofrezco hormigas santandereanas son culonas hay de $5.000 $10.000.” 


HUMANS OF BOGOTA 09 
 

“Que me pasaran a los medios, me llevaran al sargento, al coronel, al ministro de justicia; para yo poder expresar, porque ellos eran unos abusivos con la tercera edad. Ehhh, no respetaban mis derechos, solo se tomaban el dominio del poder… ehhh… ehhh… salvajes! Eh bueno que fue... y entonces no… Bueno mi Dios me iluminó una vez, y pase por allí, ahora hace dos años, y… inquietamente estaban unos señores ahí, con unos libros, así como llegaron, no se quienes, a ofrecerle el Bon Ice y se me ocurrió por… Yo hay veces que soy charlatan y en medio de la charla, y entonces le dije: bueno, y y y… le dije a un señor de esos ahí, eh… aquí levantan muertos de un ataúd, y el hombre bastantante psicólogo me entendió, y

dice: “¿usted quiere estudiar?”. Yo con esta viejera yo nunca me lo podía imaginar…

y así. Y entonces, dijo: “mire, ahí lo reciben, y siga a la... y siga a la secretaría”. Y de una vez dijo: “¿quiere venir? Traiga un cuaderno y un lápiz, le vamos hacer una evaluación. Bueno, ehhh… me pidió la cédula y quedé de una vez inscrito hay. Y no sabía ni firmar, ni leer; no sabía nada. Y esto me lo daban, pero yo no sabía hacer uno, uno tres, todo lo que me querían dar y lo que me querían pagar; daba al cliente, muchas veces, y me daba quinientos pesos, y yo le daba mil. Me decían “mire viejito, me está dando más, más de una vez”, los que otros, me robaban y llegaba yo, y me tocaban mil pesos por la tarde, por quinientos pesos… o nada. Entonces, hoy, hice mi primaria. Es que… todavía… me da de la… de la… de la emoción, me dan… ganas… no puedo llorar. Cuando me dan mi diploma y felicitaciones… yo esto no me lo merezco, por qué no se lo merece un joven, postirandose… un ejemplo, como ustedes, si yo soy un viejo; y yo sacar un diploma ¡no! Y podía, suficientemente la aritmética la aprendí. Bueno, salimos para otra, pero la otra tuvo muchos problemas con la vivienda, vuele de aquí, que esto cuando llueve no da nada. No pude llevar tareas se me, se me perdí el diploma. Bueno yo… bueno llego el otro semestre, y entonces ya, estamos en octavo; y en octavo ya, ya estoy más que… ilusionado, me siento otra persona; veo un… un camino a seguir como persona. Quiero mucho a mis profesores, los respeto mucho y… eh… conclusión, tengo problemas de álgebra ahorita... lo que es raíz cuadrada y eso, y quiero el servicio de un joven o una señorita ahorita, que me asesore y me ayude. Por ahí llevo mis tareas, llevo mis libros, entonces, para poder, porque yo quiero hacer un, no quedarme de los otros, por supuesto, allá hay muchacho que… que pueden. Y yo me siento un poquito colgado, duro eso álgebra, lo que es, ahorita estamos viendo potenciación, qué ustedes muy bien recordarán ¿no? Y en… en esa estoy. Eh, tengo ese problema. Bueno, y ya, las cosas se ven diferente, entiende uno diferente; si, como le decía yo, ayer al policía que me costo, si ustedes estudian… si en Colombia hubiese una… una policía universitaria ¿qué sucedería? Que ustedes en lugar de ser policías bolillo para la gente… eran a gentes que recogen a todos… ¡mire! Todo este gremio, incluyendome yo, desalojo de la calle, le van a decir, “vengan estudian”, y luego le vamos a dar en donde trabajar, que Colombia potencia por naturaleza, tiene mucho, para muchos y muchos… y miles de otras generaciones que irán a venir a poblar este territorio, ¡hay trabajo! Lo que pasa es que la, la plataforma que nos domina no quiere porque ellos quieren es abarcar dinero y más dinero y vivir ellos y ser ellos. Pero, imaginémonos entre dos o tres siglos ¿cuánta población tendría que habitar aquí? Eh… y nosotros pasaríamos a la historia de lo que estamos viendo, por ejemplo, las… paso de las civilizaciones europeas y como fueran otros principios que nos dicen, la civilización del ser humano, que ya no se pudiciaron, si no a analizar, y esa gente ha sido adelantada porque ellos ven y modifican los gobiernos… muchas sociedades y mejor y mejor una por otra. Aquí no, aquí solamente es la plataforma que hay y de ahí no lo derroca NADIE, solo ellos, solo ellos. En otra encuesta cuando fueron algunos compañeros de ustedes, hace… digamos dos tres años, a comedor comunitario, que estaba petro de alcalde… eh… fueron a preguntar opiniones, comedor comunitario, de los abuelos. Entonces iba un señor inválido, llegaron unos señores inválidos universitarios, y les… les dije… dígales a sus rector, propongan le a la universidad que el universitario haga parte del gobierno y tenga un derecho. De lo que ustedes me están comentando, haciendo estos trabajos, pero con un derecho… un derecho jurídico… que… son... los futuros... de este planeta, los jóvenes. Si hay una universidad que orienta a los jóvenes, que participen. Pero yo supongo que el gobierno no llega porque allá no los dejan, son muy altos. Allá no los dejan. Allá no van a poder…

 
 HUMANS OF BOGOTA 03
 

Zaida Saray Piraquive León

“Mi nombre es Zaida Saray Piraquive León, yo soy de aquí de Bogotá y vivo aquí arriba en el barrio Egipto. Este módulo lo tengo hace aproximadamente un mes, yo distingo todo lo que es alrededor de las universidades porque yo soy nacida y criada acá en Candelaria y pues en alcaldía menor he participado en danzas y talleres de manualidades, pintar artesanías, hacer bordados, hacer bolsos en plástico, yo hice bastantes y vendí, eso es por medio de la alcaldía menor. Ellos sabían que yo trabajaba vendiendo, pero entonces en el módulo si me tocó cuatro años para que me lo dieran porque esto es de parte del IPES, como yo era vendedora informal entonces me tocó sacar un poco de papeles, de antecedentes disciplinarios, de carta de reconocimiento del alcalde como vendedora informal y hacer un poco de cursos y a base de eso me dieron esto, pero duré cuatro años para que me lo dieran… Empezando pues, usted sabe que uno para ganarse primero que todo la clientela, porque pues aquí vienen más que todo universitarios y todo, pero yo los atiendo lo mas bien que pueda y en la medida que yo les pueda vender o que ellos me pidan algo y yo no lo tenga entonces yo al otro día confío en traerlo para así pues tener mis amigos. Y ayer vino una pelada, de esas que chupan pegante y me trató de robar, entonces los pelados que habían acá se metieron, sí, y el celador también porque se me mandó a robarse la plata, me tumbó todo esto, mejor dicho, entonces me tocó, claro yo quedé como nerviosa. Pero entonces yo ya le estoy comentando al otro celador, entonces él dijo que iba a estar pendiente hoy a ver. Y pues ya eran pues mis clientes y ellos se dieron cuenta y se mandaron rápido y la quitaron porque se me mandó feo. Pues me mandó un golpe y se me mandó fue a coger las monedas entonces pues yo lo que yo hice fue cogerla de acá (nuca) y la clavé allá, entonces se vino rápido el celador y le echó el perro y la sacaron pa’ allá y llevaba un poco de monedas entonces yo se las quité y le dije: No, trabaje como yo trabajo porque aquí yo tengo que aguantar muchísimo frío. Uy! Aquí, Dios mío, aquí hace mucho frío. Entonces, pues, hasta ahora aquí me ha ido muy bien gracias a Dios bien.”


 HUMANS OF BOGOTA 06
 

Estudiantes: Angie Huertas, Laura Sechagua, Laura Caicedo y Paula Mariño

Alejandro Gómez

"Yo soy de Nariño, soy de un pueblo que se llama Sandoná, de Nariño, que queda como a una de hora de Pasto. Hace como 9 años aproximadamente estoy trabajando aquí. Yo trabajo desde muy pequeño con artesanías y Bogotá es muy buen punto para trabajar, es una ciudad donde constantemente hay extranjeros que son los que principalmente compran nuestros productos, pero pues he estado viviendo en otras ciudades de aqui de Colombia. Entonces pues vine aqui a Bogota y me ha ido bien; he estado también haciendo otras cosas además de trabajar, estudiando un poco también. Actualmente estoy estudiando administracion de empresas, pero hice una tecnologia en imagenes diagnosticas antes, ahorita voy a quinto semestre de administración de empresas. Digamos esta es una forma de vida que tenemos, osea las personas que trabajamos desde muy pequeños con este oficio pues ya se nos convierte en una forma de vida, yo he tenido la oportunidad de trabajar en otras cosas, pero digamos esto es lo que realmente me apasiona, estar fabricando los productos y vender. La ciudad y la gente de acá tienen muchas cosas que ofrecerme a mí entonces me gusta y estar conociendo personas nuevas, estar constantemente aprendiendo no solo de las personas de aca si no de otras regiones algunos se han quedado y otros vienen esporádicamente. Nosotros principalmente trabajamos con madera dos técnicas que son muy conocidas que son: una que se llama Tamo que es tallados en madera y decorados con espiga de trigo barniz de guiados en madera y decorados con espiga y otra que es barniz de paso que es muy conocido o Mopamopa que es el nombre indígena, es una resina que se hace de una semilla y se funde al calor sobre la madera, es una técnica muy antigua hace más de 200 años se está haciendo este trabajo y viene de generacion en generacion en las familias, pero también he aprendido a hacer otras cosas, en cuero y muchas cosas que depende del mes y la ocasión se van haciendo. Algunos meses se mueven unos productos, otros meses otras pero constantemente nos va bien, los clientes que más gustan de nuestros productos son los extranjeros aunque muy pocas personas de aquí también nos compran.”


HUMANS OF BOGOTA 08
 

Pedro Miguel

“Mi nombre es Pedro Miguel y tengo 37 años, yo vivo en las cruces con mi esposa y mi hijo de catorce años. Por lo menos yo me levanto a las 7 de la mañana, ahí voy y hago las arepas y a las 7:30 cojo para aca, vendo 100 arepas diarias, me estoy ganando 50 mil pesos diarios. En Bogotá estoy desde el 2006, para mi es la ciudad de las oportunidades, porque de donde yo vengo no hay oportunidades. Mi primer hijo, es el único que tengo y es lo mejor;una vez tuve hepatitis y dure como dos meses incapacitado, estaba todavía como de 14 años eso fue un momento difícil. Con mi esposa de casados, tengo 16 años, somos de cordoba San bernardo del viento, nos vinimos por falta de trabajo. Esto fue por un señor en suba, empezamos a trabajar con él y ya nosotros nos vinimos para aquí para el centro y ahí empezamos, la cosa es buena de vender arepas”


HUMANS OF BOGOTA 10
 

“El barrio la candelaria es un lugar agradable y turístico. La gente es muy educada muy culta dice que se ven muchos estudiantes en esta zona y se respira cultura también que ve diversidad de culturas. Sin duda alguna el estaría dispuesto a vivir en la ciudad de Bogotá por que es la capital y hay más oportunidad de trabajo que en otras ciudades. Él es de ibagué y sus razones para estar acá en la capital es encontrar una oportunidad de trabajo mejorar sus ingresos económicos y conocer más sitios en Bogotá.”

 
 HUMANS OF BOGOTA 04
 

Estudiantes: Angie Melo, Leidy Rivera y Camilo Pinzón

Eduardo y Luz Marina

Eduardo: Nos conocimos en un una fiesta, en un sistema del seguro social donde entraba uno a estudiar.

Luz Marina: Eduardo fue casado durante más de cuarenta años y quedó viudo; entonces hay un sistema del seguro social para la gente pensionada, para reunirnos en un sitio, en el año 97 o 96, entonces nos conocimos y en el 97 nos casamos, él había sido viudo, yo era soltera, esa es la historia de nosotros.

Eduardo: En esta que se está viviendo las generaciones son diferenticimas a cuando yo me crié, ¿sí? a la edad de cinco años comencé a trabajar, hoy en día por ejemplo inician a trabajar cuando ya están viejos, ¿sí?, ya cuando están acabados. Y el mundo se esta acabando por el problema de los narcóticos, de la droga ¿sí?, ese es el problema, el alcohol, yo tomé cerveza, pero cerveza, pero cerveza de la buena, cerveza que se hacia legítimamente con cebada, pero ahora le echan otros aditivos a la cerveza que daña el organismo y daña la mente del ser humano, y eso es obra de los ricos, porque se quieren enriquecer de la noche a la mañana, sin darse cuenta que el pueblo es el que se está embruteciendo, y está acabándose, se mueren más rápido de lo que les puede dar mi Dios que es 80 o 90 años, se acaban muy rápido, entonces si tienen hijos nacen con ese tara, de adicción al alcohol, al cigarrillo.

Luz Marina: y ahora la droga.

Eduardo: El detalle es que uno cuando no tiene conocimiento de lo que es el mundo, enriquece es a las personas que tienen plata, porque un pobre no tiene una fábrica de cerveza, una fábrica de cigarrillos, es los ricos que tienen esa plata para hacer grandes empresas. Entonces ahí está la pobreza, de que ¿no hay trabajo? no no no... Trabajo hay, pero como primera medida hay pereza, porque el alcohol causa pereza, se levanta con un guayabo de esos terribles, ya no quiere ir a trabajar, y si le dan plata se la gasta en cerveza, le devuelve la plata a los ricos, ese es el sistema en el mundo; no solamente en nuestro país de Colombia en todo el mundo. Y ahora con este problema de sembrar, eso era una hierba medicinal, la convirtieron en otra cosa. Entonces ese es el problema de nosotros, la juventud de hoy en día los están machacando, porque yo tengo ochenta y tres años y estoy bien porque no fui consumidor de alcohol, ni de cigarrillo, fui atleta. Y la comida la aceleran hoy con una cantidad de cosas.

Luz Marina: Nosotros comemos es por ejemplo, yo casi siempre hago la comida, salimos los domingos y yo hago verduras, ensalada, comemos no más que trucha o sino, comemos pechuga, y de desayuno fruta.

Eduardo: La tierra no produce males, produce solo cosas buenas, sino que el hombre es el que la ha dañado.


HUMANS OF BOGOTA 07
 

Jaime Ansola

"Me llamo Jaime Ansola, trabajo la artesanía y saco moneditas para la piecita y la comida. Me rebusco sin quitarle nada a nadie, ese es mi día a día. Yo soy rolo toda mi vida, tengo 45 años y a Bogotá la quiero mucho porque es mi ciudad natal, la llevo en el corazón; aquí tengo los mejores recuerdos con mi familia, cuando vivía junto mis 5 hermanos en el Barrio Santa Isabel. No tengo hijos, pero no soy homosexual ni nada de esas cosas, solo que no tuve la oportunidad de estar con alguien y pues en mi situación sería muy difícil mantener a un niño. Me alegra ver que mis hermanos ya tienen hijos, a todos los conozco y ya están grandes, faltaron los míos. A mi papá no lo he visto, el estaba muy enfermito, con la ayuda de Dios espero que esté vivo. El momento más duro fue cuando quedé solo, mi abuelita por parte de mamá no me quería y ella me echó de la casa. No tuve una figura materna, mi mamá murió cuando tenía 5 años. A mí me daba risa ver la gente llorando y ver a mi mamita en ese cajón, no entendía que eso iba a ser para siempre. Viví con mi papá, él es peluquero, el fue quien me enseñó a peluquear, lo sé desde niño y quisiera que me apoyaran para serlo o con mis artesanías. Hice hasta primero de bachillerato en el Camilo Torres, pero fueron las malas amistades quienes me indujeron al vicio desde los 16 años. Les doy un consejo, miren siempre para adelante, no miren atrás y siempre estén rodeados de buenas amistades que son quienes los llevan a buenas cosas. Una amistad me presentó el vicio, hasta que caímos los dos. Lo malo lleva a lo malo."


HUMANS OF BOGOTA 12
 

Gerardo Antonio Cataño

“Buenos días mi nombre es Gerardo Antonio Cataño. De frontino Antioquia. Si señor. Yo llevo 8 o 9 años más o menos aquí en Bogotá. Pues hermano soy vendedor ambulante pero la situación está realmente muy difícil, el gobierno no ha querido entender que la situación con los vendedores está complicada por vivir en la calle donde cuando ha visto usted tanto vendedor entonces ya yo trabajo en una carreta de esas y ya no me da para trabajar en eso, entonces estoy buscando por ahí trabajo en construcción. Por problemas de violencia y desplazamiento por allá está complicado y todavía está complicado. Noo, bogotá es una ciudad bonita, buena es una ciudad acogedora, aquí no solamente los de Bogotá aquí viene gente de toda parte del país, igualmente de todas partes del país pero te repito la situación ahora se está complicando y el gobierno no quiere entender que la situación, pues no quiere entender que la situación se les va a salir de las manos en un momento determinado. Hay demasiada gente, demasiado vendedor ambulante, mucha economía informal entonces los que trabajamos en la calle los que estamos, vendedores informales estamos llevando del bulto realmente, está complicado, no es que sea uno mala leche con los venezolanos, ellos tienen sus problemas también pero tiene que regularlos porque entonces no hay cama pa’ tanta gente. No pues estoy buscando trabajo, tengo entrevistas en construcción pues es la única posibilidad que puedo encontrar ahora. La ciudad es bonita y la están organizando pero tiene muchos problemas todavía de ordenamiento, de corrupción, es una ciudad que lleva once años, once estudios en metro y no han puesto una piedra, se han gastado por hay dos millones de pesos y no han puesto una piedra, entonces pues, no tiene ordenamiento, no tiene. Es una ciudad bonita y la gente es acogedora pero le falta administración. De nada ome.